Regresar





TEJIENDO CORAZONES

Descubrimos que tenemos toda una vida para amar, que somos los protagonistas del guión de nuestra película. Una trama que nos lleva a tejer nuestro corazón con hilos que nos permitan crear un tejido sólido, una red fuerte.

Es por ello que Jesús nos invita a entrelazar hebras de misericordia, de esperanza, de ternura, de paz, de perdón, de alegría y vida. Hilos de sencillez, de firmeza y compromiso que formarán ese tejido urdido que une a la humanidad.

A veces nos sentimos como colgando de un hilo, nuestras dificultades, nuestras carencias, nuestras inquietudes nos hacen sentirnos así, inseguros, preocupados, intranquilos.

El hilo de la Fe es el que nos mantiene ligados a Dios. Él nunca nos deja caer.
Seamos capaces de agarrarnos a ese hilo que nos mantiene y nos sostiene.